ENTRENAMIENTO MARATON MADRID. QUINTA SEMANA. TRANQUILITA

Pues tan tranquila la semana. Venia de una tirada larga y no ha venido nada mal. Es la última, por qué todas las demás semanas no hay tregua, bueno, salvo las semanas antes de la maratón que vamos descendiendo en kilometraje.

Vamos a ver la semana.

LUNES.  Tuve turno en el trabajo de 17 a 00 de la noche y por la mañana aproveche para hacer bastantes cosas, si, son excusas, no me apetecía salir, pasé dos horas luchando en mi interior, una feroz lucha en la que venció el más fuerte y esta vez fue el clan de los vagos totales, un clan muy fuerte al que cuesta mucho vencer pero normalmente se hace.

MARTES. Por plan de entrenamiento tenía descanso, así que,  descansé, otra vez, pero hoy sin lucha interior, hay que seguir el plan a rajatabla, JAJAJAJAJA.

MIÉRCOLES. 10 kilómetros a un ritmo alegre de 4:51. Se nota el calor que ha hecho esta semana enseguida, se nota en la sed que te entra a lo pocos kilómetros, en lo pronto que empiezas a sudar, en que vas en camiseta corta por la noche en marzo y la gente te mira raro. “Qué pasa colega, nunca has visto a un trueno en camiseta, Flashhhhhhhh”

JUEVES Dia de relax, ya os dije que esta semana era muy tranquila. 4 kilómetros de calentamiento y 6 series de 100. Yo llevaba prisa e hice los 600 de una tirada, no tan rápido como debería de hacer cada serie de 100, pero bueno era una urgencia… a 3:50 de ritmo medio la serie de 600.

VIERNES. Descanso, ya está.

SÁBADO El día que más kilómetros tenía que hacer. Salí a la 21 ya, por qué mi mujer trabajaba, salí sin mucha ganas y sin esperanzas de hacer algo medio digno ni de acabar los 15 kilómetros que tenía programado, pero al final los hice a un ritmo de 4:53, así que me regalé una pizza.

DOMINGO. También trabajaba mi mujer pero hoy me daba un poco igual, solo tenía 5 kilómetros y 6 series de 100. Las series de 100 las he dejado para mañana. Es que no había nadie por la calle y me daba miedo ser yo el único que no se hubiese enterado del terrible terremoto que se acercaba y todos, menos yo, estuviesen resguardados en sus casas.

Calles desiertas debido al aviso por terremoto de grado 7

Una semana muy tranquila y más tranquila que me la he tomado yo. La que viene me toca una tirada de 28 kilómetros, pues se hace y ya está. Si esto es cuestión de ponerse e ir aguantando un poco más, acumular kilómetros y el cuerpo te irá dando de si. Vamosssssss hasta el infinito y más allá ( y vamos allá, decía mi hijo de pequeño, pues también).

Y para la semana que viene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *