ENTRENAMIENTO MARATÓN MADRID. Séptima semana

Pues una semana que culminaba con 30 kilómetros de tirada larga. Como se dio os lo cuento en un plis. Vamos a ver.

LUNES. Descansé como un jodido vago. Me atacó la vagueza y me deje poseer.

MARTES. Descanso según planning. Aquí mi cabeza no da vueltas a lo vago que he sido.

MIERCOLES. 14 kilómetros tocaban y 14 hice. Salí con ganas y los terminé en 01:06:47, a un ritmo de 4:45. Ya le di caña y se nota en que las pulsaciones suben, 166 de media. Pero no fui mal, de piernas. Ya tenía ganas de hacer un entrenamiento alegre.

 

JUEVES. Aquí noté le caña que le di el día anterior. El calentamiento de 6 kilómetros, deseando terminarlo y luego venían tres series de 2000 metros, pufffff. Primera a 4:52, la segunda a 4:46 y la última arrastrando a 4:56, solo quería acabar. Un cagarro sin igual.

VIERNES. Descanso y viaje al pueblo.

SÁBADO. El día bueno, el de tirada larga, 30 kilómetros y de lujo se me dieron, solo sentí en los últimos 6 kilómetros un vacío interior que me pedía comida, que hambre, ni geles ni nada, necesitaba sólido. El ritmo muy bien, a 5:11 de media. Firmo por ese ritmo en la maratón de Madrid, pero…

DOMINGO. 14 kilómetros de los que me apetecía correr -14. Después del día de tirada larga no me apetecía correr nada, pero se hizo, ritmo medio, eso es un secreto.

Pues una semana muy buena, ya que digamos que el examen final es la tirada larga y esa últimamente sale con nota, y no con el 5 pelao al que me acostumbré en el instituto, no, con buena nota y buenas sensaciones.

Y para la semana siguiente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *