ENTRENAMIENTO MARATÓN MADRID. SEXTA SEMANA

Esta semana la tenía  ya durilla, con un día de series de mil, 6 en este caso y una tirada larga el sábado de 28 kilometros.
A ver cómo se dio la semana…

LUNES. Tranquilo con un recorrido de 6 kilometros a un ritmo de 5,07 , pero se notaba la tirada larga del día anterior e iba pesado. Pero al menos hacia fresco por la noche, poco me iba a durar esta semana ese fresquito. Asqueroso sol.

MARTES. Tocaba descanso pero como el miércoles tenía que subir a Madrid, pues a salir toca. 12 kilometros a un ritmo de 4:59. Ya fui notando el calor y enseguida me entra la sed, empiezo a sudar

MIÉRCOLES. Como ya os dije, hoy si tocaba descanso, que al final , por unas cosas u otras llevaba 4 días seguidos corriendo.

JUEVES. El día de la series. 6 kilómetros de calentamiento y 6 series de 1000. Esta vez las series se me dieron bastante bien 4:23, 4:15, 4:17, 4:25, 4:18 y 4:15. Mejor que la última vez que hice las mismas series.

VIERNES. Descanso y viaje a Albacete. Allí me tocaría hacer la tirada larga de 28 kilómetros y los posteriores 13 kilómetros.

SÁBADO. Tirada larga. Con mucho respeto empiezo tranquilo por que se me irán mas de dos horas y veinte minutos. Voy bien, pero hacia un día de sol de esos temibles, de esos que aunque haga fresco al final acabas muerto por que te va calentado la cara y todo el cuerpo. A los 14 kilómetros me vuelvo sobre mis pasos y hago los otros 14 kilometros restantes. Entonces el solecito me empieza a dar de cara y empiezo a pasarlo algo peor. Al final el entrenamiento lo acabé a un ritmo de 5:15, en 02:27:23. Tuve que parar tres veces en los puñeteros semáforos, sino, hubiese rascado unos tres o cuatro segundos mas al ritmo medio, pero al final muy contento y con buenas sensaciones.

DOMINGO. 13 kilómetros tenía y lo iba a hacer si o si. Cuando iba a empezar me di cuenta que no me había traído el reloj, menos mal que llevaba el móvil aunque este se quedó sin batería a los 5 kilómetros, aunque en el camino por el que me metí estaban señalizados los puntos kilométricos. Pero no sé que ritmo ni tiempo hice, tampoco me preocupa por qué era una salida tranquila después de la tirada del día anterior.

Pues una semana de las gordas y duras, acabada, mañana empiezo con la siguiente, que culminará en una tirada de 30 kilometros. Poco a poco, que por no cumplir el entrenamiento, al menos, no quede.

Y la semana que viene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *