Entreno alternativo casero

Entrenamiento alternativo casero

Hoy tocaba entrenamiento, pero mi mujer trabaja, de turno intensivo, ¿Y qué significa eso?, pues que estará de 9 de la mañana a 9 de la noche en el trabajo, lo cual quiere decir que hoy tendré entrenamiento alternativo, correré a buen ritmo para llevar a mi hija pequeña al orinal y así evitar que se lo haga encima y fortaleceré gemelos subiendo al piso de arriba a cambiarla cuando no lleguemos a tiempo (estamos en plena operación pañal, y el ejercicio está asegurado). Y es en estos momentos cuando viene a mi cabeza la pregunta de mi hijo ¿Papá, como puedes ganar todas las carreras si no entrenas lo suficiente?, vamos que lo del entrenamiento alternativo no le vale al jodío… aunque en realidad este tipo de entrenamiento también es muy importante en la preparación de cualquier carrera de larga distancia, al igual que las series, y aunque el de hoy no es un entrenamiento alternativo al uso, compartirlo con mis hijos lo hace especial: hago sentadillas con mi hija en brazos; cambio la ropa de deporte por el pijama; y escuchar algo de música mientras voy al trote, por el sonido de fondo del incomparable Bob Esponja, en un capítulo que mi hijo ha tenido que ver más veces que yo los Simpsons y el Principe de BelAir juntos… y qué le voy  a decir si yo habré visto 50 veces los mismos episodios, como un zombie de The Walking Dead?

Y después de esta parrafada, mantengo la esperanza de no estar reventado cuando venga mi mujer y salir por la puerta en cuanto ella aparezca para hacer unos kilómetros por la calle de noche, a esas horas en las que los que nos cruzamos, la mayoría, seguro, somos runners de familia o grandes amantes del deporte, porque ¿quién si no va a salir a esas horas en pleno invierno, cuando a las nueve de la noche parece que son las dos de la madrugada? Si, lo juro, me apetecería quedarme viendo una serie en el salón, pero es que sé que cuando vuelva, vendré con la sensación de haberme comido el mundo otra vez.

Os dejo que mi hija se está haciendo pisssssssss, “ESPERA LEIRE, QUE VOYYYYYYYY”. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *