MEDIO MARATON DE ALMANSA.

CALOR, CALOR Y CALOR. Dell medio maratón de Almansa me pasa como a Cervantes con ese lugar de la mancha, Maratón. Este maratón se celebra a las 18:30 de la tarde, ¿pero, porque? os preguntareis, pues por tocar las narices. Ese 21 de mayo caían en Almansa 29 grados, así, con dos cojones.

Llego una hora antes más o menos, recojo el dorsal y bolsa del corredor, una bolsa del corredor muy apañada con botella de vino incluida y una camiseta técnica y calcetines Joma en verde. Después de recoger el dorsal me voy a la línea de salida.

No tengo una foto de como iba vestido ese día y aunque la tuviese, tampoco la pondría por que vaya tela, una camiseta de tirantes con malla hasta mitad del pecho, una gorra para la cabeza para que me amigo el sol no me diera en plena cara, unas gafas de sol, y un cinturón con dos botellines de agua, parecía Duff man.

Se da pistoletazo a las 18:30, empiezo muy lento, a unos 5:30 pero a  los dos kms y pico empiezo a darle fuerte a ritmo de 4:45 y empiezo a sufrir el calor, mucho calor.

En el kilómetro 8 empiezo a notar cansancio y piernas duras a partir de dar la primera vuelta y pasó por la linea de salida a los 10 kilómetros ya que era doble vuelta. Voy muerto, no soporto el calor, ni el animo de la gente me hace replantearme la carrera, solo pienso en el calor que tengo.

Llego a los 11 kilómetros a duras penas, a partir de aquí intento retomar el ritmo pero me es imposible, hasta 6 veces tengo que parar e ir andando, ni tres botellas de agua me quitan el calor. Se me hace eterno, nunca lo había pasado tan mal.

Yo empecé a correr en octubre, mediados, ya hacia fresco y ese dia era de las primeras veces que me enfrentaba al calor en una carrera y me vencio. Creo que posteriormente, después de haber pasado el verano entranando bajo el sol, esta carrera hubiese sido diferente, pero ya digo que no habían comenzado aun los calores buenos

Llegada a meta en 02:04:43. La peor de todas las medias pero como un amigo corredor me dijo ese día, “Jota, aunque no lo creas esto te va a hacer fuerte y son errores que te ayudan”, que cierto es, gracias Jorge por tus ánimos ese día, me hacían falta.